Gestación (Y llegó la Crisis 2)

construcciones

Y llegó la “Ley del Suelo”. Y llegó el desmadre. Y entonces todo el mundo quería un piso. Y los alcaldes de pueblo y los concejales de urbanismo de toda España se frotaban las manos.

Como la demanda era mayor que la oferta, los precios iban subiendo desproporcionadamente, al mismo tiempo que la calidad de las construcciones iba bajando en la misma proporción. Todo en aras de un principio de liberalismo económico conocido como “pillar cacho a manos llenas“.

Muchas entidades financieras se encontraron con que ni siquiera tenían dinero para poder hacer frente a la masiva cantidad de solicitudes de hipotecas que entraban por sus puertas. Entonces, tuvieron que pedirlo a otras entidades financieras de fuera. Y pagar los intereses, cada vez más bajos, a costa de cobrar otros un poquito más altos. Quién no conoce a ese albañil de toda la vida que de un día para otro se convirtió en un CONSTRUCTOR con Mercedes y Rolex? Por mucho que se escondiesen tras perfumes caros y carteras repletas, sus modales y sus manos les delataban.

elpocero

Nos volvimos locos. Los bancos, pero sobre todo las Cajas de Ahorros (en cuyos Consejos de Administración, no olvidemos, predominaba un grupo de personajes impuestos por ley que de economía tenían aún menos idea que yo) seguían repartiendo dinero a manos llenas (y de paso, llevándoselo crudo). Pero dinero envenenado. Era dinero “a futuro“, o lo que es lo mismo, nos estábamos gastando un capital que aún no habíamos generado, que tardaríamos más de 35 años en ganar. ¡Y encima, nos daban más de lo que nos pedían por el piso! Pues aprovechamos y nos compramos un Audi y nos vamos de vacaciones a Punta Cana.

Parecía que, a fuerza de verlo en todos nuestros amigos y compañeros, habíamos perdido el sentido común. Personalmente, cuando solicité mi hipoteca, estaba muy asustado, porque tenía un trabajo temporal. Pero la Caja de Ahorros que me lo concedió sin preguntar me “tranquilizó“. Mejor un trabajo temporal que no tener trabajo. Con el tiempo y las vivencias me he ido enterando de que la concesión de préstamos hipotecarios arriesgados era una política de empresa que venía desde arriba, y que también había mucho aprovechado que engordaba su cuenta de resultados a costa de pobres familias que poco o nada sabían de notarios, escrituras o “cláusulas suelo“. Pero ojo, responsabilidad de las familias igualmente. No se puede tomar una decisión que va a afectar al resto de tu vida en base a lo que haga la vecina.

Un criminal atentado y una nefasta gestión del mismo favorecieron a que el Gobierno volviese a cambiar de manos. Y al poco de tomar posesión ya se hablaba de “Burbuja inmobiliaria“.

Nuestros socios europeos, con los que comíamos en la misma mesa que hasta hace un par de décadas solo podíamos mirar con envidia y resquemor, estaban haciendo su negocio a nuestra costa. Nos estaban facilitando liquidez a un interés realmente elevado. Y se estaban forrando. Ya empezábamos a oír hablar del FMI. Incluso tuvimos el privilegio de colocar a uno de nuestros conciudadanos al frente de esa entidad. En este momento cabe destacar que el Fondo ha errado sistemáticamente en sus previsiones. Lo podéis leer en internet.

Pues bien, ya nos estaban avisando desde varios frentes de que debíamos frenar en seco esa escalada de gasto privado. Que era muy peligroso en caso de recesión. Que había que desinflar la burbuja. Pero quién estaba dispuesto a rebajar el nivel de vida que hasta entonces mantenía? Las familias trabajadoras lo notaban en pequeños detalles, como las vacaciones o “los plasmas“. Pero las grandes fortunas habían multiplicado por 10 sus beneficios. Y tampoco es que nos caractericemos por ser un pueblo con una aguda visión de futuro, la verdad.

Y llegó la Crisis…

Pero eso, mañana.

Seguiremos Rebelando.

Anuncios

4 responses to “Gestación (Y llegó la Crisis 2)”

  1. Tallulah says :

    Reblogueó esto en Morena que trama algoy comentado:
    segunda parte de “Y llegó la crisis” sigue la trama

  2. Tallulah says :

    Por mi condición personal y laboral, me reservo mi opinión para las “pillow talk”. Pero sabes que me parece ACERTADíSIMA tu entrada y me muero de ganas de que publiques la tercera parte. GO AHEAD!

Trackbacks / Pingbacks

  1. La debacle (Y llego la Crisis, final) | Textos Rebelados - agosto 10, 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Morena que trama algo

Un cajon desastre

Diario de Cospedal

Mi día a día: Maria Dolores y sus secretos

Beatriz S. Olandía

Esto es lo que pienso. Esto es lo que escribo

Pasaporte Charro

César Brito Glez.

Contra viento y marea

Just another WordPress.com weblog

ikusi eta ikasi

Humor Bárbaro en la red

Tela de araña

Just another WordPress.com site

Encuentro en Farpoint

Pensamientos, ideas, opinión

Teleadicta ¿y que?

Just another WordPress.com site

Literatura y Periodismo

Un poco de periodismo, un poco de literatura y un poco de fotografía

casi48millones

Somos tu altavoz

Webcidentes

En la cuerda floja... y SIN RED. Un cajón desastre de accidentes web: Desarrollo, JavaScript, PHP, CSS, CMS's, y muchos despropósitos más. Por Alextronic, cabezaBomba.

El blog de Pani

Sé que eres un hijo de puta. Lo sé, tranquilo

Twice upon a time...

from my hidden corner

Pilar Zúñiga

Ecléctica me llaman...

En el rincón de pensar

Un lugar donde dar rienda suelta a la imaginación

El Blog de Luis Roca

Cine y viajes desde Canarias. EL PAÍS, LA PROVINCIA, EL ASOMBRARIO/PÚBLICO. En el cine desde 1986.

isacastello

no vino aquí para hacer amigos

A %d blogueros les gusta esto: